Llámame / Whatsapp : 627 59 15 11
Escríbeme : gestorseguromedico@gmail.com
Horario de atención : Lunes
a Viernes, de 09:00 - 20:00

Mi propia experiencia en sanidad privada

Mi experiencia en atención sanitaria privada
27 Sep 2018

Mi propia experiencia en sanidad privada

Estimados lectores:

Hoy tengo que hablar de mí mismo como paciente y usuario de la sanidad privada. Nadie estamos a salvo de sufrir una enfermedad, una lesión o una dolencia que te soobreviene de manera espontánea. De un momento a otro puedes pasar de estar genial a encontrarte fatal.

El pasado jueves día 6 de septiembre por la mañana me encontraba tomando un café con un amigo, como otros tantos días gozando de buena salud, con un buen estado de ánimo y con ese estado en el que no nos damos cuenta que una buena salud es un bien super preciado. A medio día, ya empecé a notar ciertas molestias estomacales pero no les di gran importancia porque a veces podemos sufrir gases o algunas tensiones en el estómago debido a ciertas comidas flatulentas y pueden darnos un poco la lata, pero lo peor vino por la tarde-noche cuando empecé a sentir una molestia abdominal constante aunque soportable. esa noche no pude cenar y por la noche más o menos puede dormir, aunque de cuando en cuando me daba un dolor estomacal que me hacía despertar. 

A la mañana siguiente, viernes 7 de septiembre, no pude desayunar, y por la mañana tenía una reunión rutinaria con mi compañía en Toledo que no quería faltar, ya que me es muy importante exponer todas las mejoras que nuestros clientes nos trasladan para poder ofrecer una atención de mayor calidad a nuestros asegurados. Una vez terminada la reunión las molestias y dolores abdominales iban en aumento por lo que, ya en ese instante decidí acudir a un centro clínico de Talavera de la Reina concertado con Asisa para que me pudieran explorar y por supuesto, sobretodo eliminar esos dolores que iban en aumento por segundos.

Entré en el centro clínico por urgencias a las 13:00h , me atendieron en escasos minutos en recepción para hacer el registro de mi tarjeta sanitaria de Asisa y me indicaron pasar a la sala de espera mientras el facultativo de urgencias me llamara a consulta, pasaron no mas de tres minutos cuando se reflejó en pantalla mi turno, "paciente RLG pase a consulta de urgencias", donde me atendió un médico jóven pero muy efectivo, ya que tras descartar que fueran síntomas de apendicitis u otros relacionados con peritonitis o de índole de máxima gravedad, intentó tranquilizarme al informarme que tras el primer exámen realizado no podía ser un caso extremo, aunque sí requería de un tratamiento rápido y eficaz para aliviar los dolores abdominales. Por lo tanto, me ingresaron en la parte ambulatoria del centro clínico sobre las 13:15h en un apartado privado y mientras me ponían las vías me hicieron una extracción sanguínea para realizar una analítica. Inmediatamente después me pusieron suero fisiológico y un analgésico que tras unos minutos comenzó a hacer efecto y los dolores abdominales empezaron a desaparecer progresivamente... media hora después estaba dormido...

A las 16:45h se terminaron el suero y el analgésico, y los dolores desaparacieron de forma permanente. Aún así el facultativo tras informarme que en las analíticas no salian valores fuera de lo normal, quería hacer unas radiografías frontales y laterales para observar si hubiera cuerpos extraños en la zona abdominal u otros elementos que pudieran ocasionar dichas molestias. Mientras montaban las radiografías para entregar urgentemente al doctor, también me pidió un examen ecográfico de la zona abdominal, incluido el hígado, zona del páncreas, vejiga, estómago e intestinos grueso y delgado...

A las 17:15h, de nuevo estaba frente al doctor revisando todas las pruebas... ¡¡¡ eso es rapidez !!! en poco mas de 20 minutos me habían hecho todas estas pruebas de manera consecutiva, y estaban en manos del médico que llevaba mi caso. Por fortuna todas las pruebas dieron valores correctos...

A las 17:30h aproximadamente salía por mi propio pié del centro clínico sin molestias pero con unas cuantas puebas más que debía hacerme en los próximos días...y el tratamiento para acelerar el tránsito intestinal.

El sábado día 8 de Septiembre pasé todo el día sin molestias, dieta blanda y de reposo en casa. Por la noche comí algunos frutos secos...(posible causa de los dolores)

El domingo, día 9 de Setiembre, por la mañana ... volví a sentir de nuevo molestias que intenté paliar con calor y los medicamentos que estaba tomando por indicación médica, pero nada mas lejos de calmarme el dolor, iba otra vez en aumento, pero aguanté lo que pude durante todo el día sin tomar nada de alimento hasta que a las 21:15h aproximadamente decidí volver al clínico....esta vez con resultado de ingresar directamente en planta y de nuevo colocar vías, inyectar suero y un potente analgésico para poder dormir toda la noche.

A la mañana siguiente, sobre las 11:30h me visita otro doctor especialista en digestivo que vió todas las pruebas y concluyó que todo estaba bien y que le hacía pensar que algún alimento que llevara tiempo sin tomar me podía haber creado algún tipo de intolerancia o una resistencia al tracto intestinal...me quedé pensando un momento y dije: ¡¡¡ pues el miércoles día 5 de Septiembre comí pistachos que hacía años que no comía, al día siguiente fue cuando me puse indispuesto y luego también coincide que el sábado día 8 también comí esos frutos secos y el domingo, el mismo resultado !!!... me dieron el alta y gracias a Dios y hasta el momento me encuentro perfectamente.

El resultado de toda esta historia, en la que en esta ocasión el protagonista directo soy yo mismo, es que la rapidez de atención de la sanidad privada ha sido espectacular, que no se escatima nada en absoluto en pruebas y tratamientos, que si te tienen que ingresar, tienes tu habitación para tí sólo y tu acompañante, que tanto médicos como enfermeras y celadores están pendientes en todo momento, que tocas el timbre para avisar de alguna molestia y no tardan un minuto en acudir... es cuando te das cuenta que pagar un seguro médico es algo formidable y super amortizable. Otras personas prefieren gastarselo en otras cosas... es respetable por supuesto, pero, yo siempre aconsejaré, no solo comercial de seguros sino como paciente y usuario que tener un seguro de salud es una gran inversión.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

Un cordial saludo

www.gestorseguromedico.com

Ramón López

Si tu gustó este artículo, puedes compartirlo en tus Redes Sociales:


www.gestorseguromedico.com utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra.

Política de Cookies Si, Acepto Navegar